Por suerte ha comenzado a despertarse un interés en la empresas por formar mucho mejor a su personal y también por acoger a estudiantes para que practiquen en sus oficinas. El otro día leí en EAE opiniones que se han firmado incluso acuerdos entre universidades y empresas no solo para las prácticas de los estudiantes, sino para la capacitación del personal de las empresas.

Los recursos humanos son indispensables en un negocio. El capital entre y sale, los socios se van y vuelven, pero el valor de la gente es, al fin y al cabo, lo que determina la prosperidad de una empresa. Por eso es tan importante preocuparse por la superación profesional del personal ejecutivo de una empresa. No se trata de despedir a unos y contratar a otros, sino de aprovechar a la gente que está.

Al final es muy importante que las empresas tengan esta conciencia, porque de lo contrario no le dejarán margen al profesional para superarse. En EAE hay muchos ejecutivos de empresas importantes que se han decidido a superarse y que han contado, por suerte, con el apoyo de sus jefes. Se trata de una inversión que se hace hoy para pensar en mañana. Sembrar y cosechar.