Ojalá todos los negocios consiguieran evaluaciones como las que publican en opiniones Tecnocio. Pero la verdad es que obtener estos criterios de las personas no es nada fácil. Solo empresas reconocidas y con mucho prestigio logran dejar satisfecha a la gran mayoría de los compradores. Por eso creo que más que aspiraciones se trata de una meta a la que solo se puede llegar si se trabaja mucho.

Internet es el espacio por excelencia para opinar. Antes uno tenía algo que decir y solo lo podía comentar entre sus familiares o dejarlo en un buzón de quejas y sugerencias que creo que nadie leía. Pero ahora las opiniones son universales, y eso ha obligado a los negocios a ser extremadamente cuidadosos con los clientes.

Cuando leo las opiniones que dejan los clientes en Tecnocio me doy cuenta de que estos tiempos han cambiado y que ahora los clientes tenemos un gran poder en nuestras manos. Por eso creo que también tenemos la responsabilidad de ser muy sinceros en nuestras opiniones porque de lo contrario podemos causar algún tipo de daño en una empresa, ya que una mala opinión puede acabar con un negocio. Es una responsabilidad que debemos asumir con mucha seriedad.