Las Dirección comercial suele ser uno de los talones de Aquiles de las empresas. Si esto se descuida todo se puede ir por el caño. Por eso hay que buscarse a los mejores para que se hagan cargo de esta función. Por lo general son las pequeñas empresas y las medianas las que más trabajo pasan en este sentido. Estas empresas no pueden contratar personal y personal porque no tienen como sustentarse. Sin embargo, sí pueden acudir a expertos en determinados temas empresariales para que se hagan cargo de un asunto puntualmente.

Hay muchas empresas cuya razón de ser es prestar estos servicios a otras. Y todo el mundo contento, con empleo y con una manera de ganarse la vida haciendo lo que sabe hacer. La verdad es que la crisis propició nuevas formas de contratación y gestión comercial que son más efectivas y eficientes.

Por eso es que muchas personas que tenían el sueño de llevar adelante un proyecto se han atrevido a hacerlo. La verdad es que hace unos veinte años eran muy pocos los afortunados que lograban levantar un proyecto de la nada. Las cosas han cambiado y hasta se respira un aire de prosperidad que parece que crecerá en intensidad.