Nos encantan los colores, la alegría, las sonrisas. Nos encanta ver a la gente reír, sonreír, ser felices. Hay un momento de la vida que es felizmente especial y es cuando uno es padre o madre. Ese momento, el del nacimiento, se va a recordar para toda la vida (esperemos) como uno de los momentos vividos más felices. Para ello creemos que es bonito conseguir que esos padres se acuerden aún con más color y amor de todos esos sentimientos y por ello queremos presentaros una marca que lo consigue: la catalana Monita Salero. Sus creaciones de crochet son espléndidas y son totalmente adecuadas para lo comentado. No os podéis perder la ropa para bebés artesanal, los muñecos personalizados, las colchas de patchwork… ¡todo su universo es precioso! Si unimos color, originalidad, exclusividad y un regalo especial esta marca consigue todo esto con un solo producto. No os perdáis su web, os encantará: ver online.