La estrategia comercial de una empresa es el motor impulsor de las ventas. Sin estrategia no hay ventas y, por tanto, no ha ganancias. La Dirección comercial de una empresa es la encargada de concebir esta estrategia y de llevarla a cabo. No necesariamente una empresa necesita ser nueva para lanzar una estrategia comercial. De hecho, muchas empresas necesitas redefinir esta estrategia porque las ventas no están yendo bien, y cuando las cosas no van bien, necesitan una revisión.

En fin, que cinco pasos fundamentales para redefinir la estrategia de una empresa es, primeramente, analizar la actual estrategia, ver sus puntos débiles y sus puntos fuertes, qué le falta, descubrir por qué está fallando. En segundo lugar hay que ver qué elementos nuevos le vas a incorporar a la nueva estrategia, qué va a tener diferente de la anterior. También tienes que hacer un análisis de mercado y estudiar a potenciales clientes, incluso, a aquellos que no sean tan potenciales; y por último debes concebir la mejor manera de poner en práctica la estrategia, pues no hacemos nada concibiendo una estrategia muy buena teóricamente, si no es viable en la práctica.